¿ Qué esperamos de ti ?

En toda relación, cada una de las partes comienza con sus propias expectativas. Del mismo modo, seguro que tu proyección con nuestra empresa tiene varios supuestos ideales que te gustaría conseguir, y nos esforzamos por llenarlos.

De hecho, la satisfacción de nuestros asociados ha sido tal, que ha superado lo que muchos esperaban al vincularse con nosotros.

Y en esa misma línea, algunos de ellos han sabido llenar nuestro ideal de lo que esperamos de un Rifero. No es poca cosa, pero no injusto ni tampoco imposible. Puede resumirse en 4 condiciones:

1. Que te dediques a tiempo completo y en exclusiva a tus proyectos asociativos

La exclusividad es un valor que pocos pueden permitirse hoy día. Aunque en las primeras fases no es obligatoria, para nosotros constituye una muestra de reciprocidad al voto de confianza que hacemos a nuestros asociados.

Te permite dedicarte plenamente a nuestros proyectos y elevar la productividad, un factor esencial para que ambos, tanto tú como nosotros, recuperemos rápidamente la inversión de recursos (tiempo, dinero y esfuerzo) de cada proyecto.

Dedicarse en pleno además es la clave para tener asociados más enfocados y con mayor experticia. Te permitirá estar concentrado, gestionar mejor tu tiempo y finalmente, ganarás más dinero.

Creerte la idea de que ganar un poco de aquí y de allá es mejor, sería un indicio de que no comprendes realmente el potencial de la oportunidad que se te brinda o que te aferras a una mentalidad de obtener beneficios inmediatos.

Podrás ir a tu ritmo y proponer un Plan de Trabajo y recibir la tarifa base de financiación, o, por el contrario, podrás cumplir con los plazos de entrega que te sugiramos en cada proyecto y hacer un trabajo de calidad y superar fases, acceder a los proyectos más rentables, mejorar sustancialmente tu financiación y volverte miembro de la Comunidad RIFA. Es tu decisión; nosotros te brindamos todas las herramientas para que te vuelvas empresario, depende de ti aprovecharlas.

Algunos datos revelan la necesidad de tener mentalidad de empresario, hoy más que nunca

El Marshmallow Experiment fue realizado por Mischel a partir de 1957 con el objetivo de analizar la capacidad de los niños para demorar la gratificación. Según Mischel los niños pequeños que pueden lograr una demora de la gratificación auto-impuesta son quienes en su adolescencia obtendrán mejores resultados en los planos académico y social. 

Era simple: el niño se dejaba solo en una sala donde había una golosina, un Marshmallow y les explicaban que si resistían la tentación durante 15 minutos podrían comerse 2 golosinas.

En su libro “El test de la golosina”, el investigador de Stanford explica que el autocontrol es una cualidad que puede servir para predecir el éxito de una persona, incluso por encima de aspectos biológicos como el coeficiente intelectual.

Como adultos, los niños objeto del estudio tuvieron menor tendencia a divorciarse, ocuparon mejores puestos y con mayor sueldo y en general, un mejor estado de salud.

Obviamente tu infancia pasó, pero la capacidad de relegar la gratificación instantánea y proyectarte a largo plazo puede predecir también tu éxito hoy.

Este no es un título sensacionalista. La realidad es que si tienes esta edad, o muy cerca de ella, te encuentras entre el grupo que se dice, ha vivido la mejor infancia y adolescencia de la historia. 

Salvo evidentes excepciones, si compararas tu crianza con la de tus padres y luego la de tus abuelos, hallarás diferencias abismales.  Ahora bien, también serás de la generación que según reportes, vivirá más tiempo con sus padres y, a menos que vivas en Noruega, económicamente peor. 

Otra cosa notoria es la cantidad de textos de autosuperación, autoayuda y éxito personal de estos tiempos. Algunos los tildan automáticamente como símbolo de mala literatura. No obstante, mientras proliferan las supuestas ansias de libertad financiera, y disponemos de más textos de superación personal y profesional que nunca, pocos salen de “la rueda de hámster” que los mantiene en el mismo sitio por años. 

2. Que te formes como futuro gerente de tu portafolio

Nuestra formación resulta el mayor incentivo para muchos que llegan a nuestra comunidad y reconocen con humildad que su calidad aumenta sustancialmente conforme avanzan en el programa de fases.

Ahora bien, el monitoreo y retroalimentación debe cumplir la función de consolidar conocimientos. No deberías cometer los mismos errores pues se supone que has aprendido la lección.

¿Cuántas veces aprendes a andar en bici? Una sola, después que lo consolidas, es automático. Así debería pasar progresivamente con los conocimientos que vas adquiriendo. No queremos redactores que se queden en la posición del comienzo. No debes estancarte.

Para la fase 4, deberías estar consolidado como Rifero para pasar a formarte en aspectos más importantes relacionados con la gerencia y gestión de tus proyectos. Pero esto es imposible si no te acostumbras desde la primera fase a abordar cada contenido la filosofía de la url perfecta.

3. Desarrollar páginas de autor

Aunque Rifa todavía no tiene un lema o slogan oficial, una de nuestras pretensiones bandera es captar, formar y retener talento.  Esto no es letra muerta. Nuestra visión real es convertirnos en referentes de excelencia a nivel hispano.

Nuestra competencia debería temblar ante la calidad de nuestros proyectos y los usuarios “flipar”o como quiera que le llames a darles el máximo de satisfacción deseada para la necesidad específica que aborde cada uno.

4. Crear un vínculo largoplacista
>Uno de los escenarios que pocas personas jóvenes se plantean es que el tiempo pasa y ser freelance dentro de 2, 5 o 10 años no será tan atractivo como hoy, Probablemente termines odiándolo más que un empleo tradicional. Eso, sumado al hecho de que el mercado freelance está en decadenciay que las circunstancias pueden cambiar de un momento a otro.

Si vives de lujo gracias a la diferencia de divisas (ganar en dólares y pagar en pesos, por ejemplo) deberías pensar que a largo plazo, tal vez la diferencia no te permita mantener el mismo estilo de vida.

En definitiva, si no comprendes la necesidad de crear algo propio, rentable y sólido para el futuro; o si crees que ese algo propio debe ser “en solitario” para que valga la pena, entonces Rifa definitivamente no es lo tuyo.

Si lo que quieres es la estabilidad de tener trabajo seguro con proyecciones de hacer empresa juntos a largo plazo, si somos para ti 😉.

Tenemos proyectos pequeños ahora que pueden expandirse y horizontalizarse en el futuro sumado a proyectos más ambiciosos como nuestra MBN, emprender sitios web atípicos (reservados para la comunidad Rifa), sumarte al equipo de tareas gerenciales en RIFA, etc.