Cómo escribir textos de Marcas

Cuando se trata de escribir categorías de marca, debes centrarte no en la compañía en sí, o en su historia, sino en qué hace diferente a sus productos respecto a los demás.

Incluso, al hablar de los valores o mencionar datos de su cultura empresarial, es apropiado relacionar cómo estos se ven reflejados en algunos aspectos de la fabricación o distribución del producto que nos ocupa.

Por ejemplo, una marca puede tener un marcado compromiso con el medio ambiente, lo cual se demuestre en los materiales de fabricación, los procesos o el consumo eléctrico de sus aparatos.

Ahora bien, la importancia de esto radica en que si nos centramos demasiado en hablar de la compañía y no de los productos, perderemos la oportunidad de conseguir ventas y aportar a los usuarios lo que realmente están buscando.

Por eso, este post, está dedicado a mejorar la forma de escribir categorías hijas de marcas.

Importancia de la técnica de la pirámide invertida

La técnica de la pirámide invertida en redacción se resume en la siguiente frase: “lo más importante primero”. Pero ¿qué es lo más importante?

Dependerá del producto en cuestión y de lo que el usuario persigue al comprarlo. Lo que sí es seguro, es que la historia de la empresa no es lo primero que alguien debería leer al llegar a nuestras páginas sobre marcas.

Pasos a seguir para escribir una categoría hija de marcas

Hemos decidido guiarte y “automatizar”el proceso en 10 pasos.

  1. Ir a Amazon y revisar el rango de precios de los productos de esa marca.
  2. Revisar su reputación y recomendaciones.
  3. Variedad de productos y número de modelos.
  4. Valorar si es una marca que produce únicamente el aparato en cuestión o es una compañía con una amplia gama de artefactos.
  5. Resaltar qué hace diferente a sus productos.
  6. Resaltar sus ventajas y Desventajas.
  7. Algún detalle interesante, premio o chispa.
  8. Uno o dos párrafos que relacionen la cultura corporativa, detalles históricos o valores empresariales con los productos en sí.
  9. Dónde comprar, reciclar y cómo limpiar cuando aplique.
  10. Explicar sus garantías, servicio post venta o centros de recambio.

Ejemplos prácticos de cómo pueden abordarse estos subtítulos:

Lo mejor de estos pasos de automatización es que pueden combinarse con el uso de palabras claves y terminar en una categoría muy “potente” para SEO, que responde la mayoría de las dudas de los usuarios.

1. Sobre los precios y dónde comprar

Si el rango de precios de los productos de la marca está dentro del promedio, destacar eso. Si, por el contrario, son más barato o más caros, explicar las razones o ventajas.

Por ejemplo, Xiaomi es una marca que se caracterizó desde sus inicios por una relación calidad/precio casi insuperable en algunos de sus productos. Incluyen tecnología de punta a un precio bastante menor que otras marcas.

Eso, aporta al usuario y le deja claro que no son solo una marca barata, sino que su estrategia de mercado completa se basa en esa premisa.

En otras marcas, como Apple, probablemente el rango de precios pueda justificarse con beneficios exclusivos, ventajas de uso o características únicas del producto en cuestión.

Es importante que aproveches este tipo de subtítulos para dejar enlace a alguna de tus comparativas en donde se contraste algún producto de la marca.

2. Opiniones

En casi todos los casos podemos encontrar un estimado de la reputación o aceptación que tiene la marca dentro de sus compradores.

Algunas marcas son expertos en fidelizar y tienen una clientela comprometida e identificada con sus “colores empresariales”, aspecto que puede destacarse en este párrafo.

Otro aspecto que puede aprovecharse aquí es el tipo de audiencia que prefiere los productos de esta compañía. Si son la marca preferida de los jóvenes, de algún grupo en especial o de profesionales especializados.

En algunos casos, al hacer la búsqueda de palabras claves nos encontramos con kw del tipo ¿Quién fabrica la marca tal? ¿Qué tal son los productos de la marca XXX? Ese tipo de long tail puede abordarse y responderse también en este párrafo, incluso si se trata de lo que llamamos una “marca blanca”.

Si no hay nada positivo que decir al respecto, es mejor no escribir este párrafo.

3. Variedad de productos y número de modelos.

No entraremos a hablar específicamente de los modelos en cuestión pero sí podemos dejar claro qué tan amplia es la gama de productos de una marca para el sector que estás escribiendo en ese momento.

Por ejemplo, mientras algunas marcas tienen un catálogo de más de 100 productos para un nicho, algunas venden solo dos modelos que han mantenido desde sus comienzos actualizándolos y manteniendo el concepto original. Ambas cosas pueden resaltarse como algo positivo.

En este apartado, puedes nombrar algún modelo en particular que sea icónico de la marca, un diseño, aspecto o invento que la haga destacar sobre las demás (si lo hay).

Por último, pueden usarse aspectos únicos de diseño, fabricación o materiales que solo use la marca que nos ocupe.

4. Marca especialista o generalista

Si estás hablando de marcas que fabrican o distribuyen de todo (ejemplo: Samsung) puedes destacar que es una empresa con amplísima experiencia en electrodomésticos y que eso avala su reputación y posición en el mercado, pero si la compañía de turno es exclusiva, tendrás más que hablar en este subtítulo.

Lo importante aquí es que realmente puedas destacar la vocación de ella por sus clientes y cómo eso se demuestra en la práctica. Si no hay argumentos para ello, es mejor no escribir este párrafo.

5. Qué hace únicos a los productos de esta marca

La respuesta a esta pregunta puede ser el apartado más importante de toda la categoría para tu lector.

Pregúntate, qué tienen los productos de esta marca que no tenga ninguna otra respecto al diseño, materiales, precios, colores, garantías, servicio, etc.

Detalles que a veces damos por sentado pueden hacer la diferencia. “Es la única que ofrece una garantía por encima de 30 años”, “Es la única en su tipo con un centro de recambio en más de 20 países”, “Es la única marca que usan los hijos de la realeza”.

Argumentos sobran cuando conoces bien el desempeño, historia y productos de la marca. Pero si de verdad no es la única en nada, puedes decir cosas como: “Está entre las 5 compañías que más venden este producto en Amazon”, “Se posiciona como una de las mejor valoradas en las tiendas online”, “Es una de las pocas compañías que ha fabricado un modelo para zurdos. Por supuesto, lo que digas debe ser cierto.

PRECAUCIÓN: No digas que una marca es la mejor en algo, o la única en X cosa, si no estás bien seguro. Para escribir este subtítulo debe estar muy convencido de lo que se dice. Incluso, puede que al terminar de escribir todas las categorías hijas te des cuenta de detalles que no te habías percatado. En ese caso, puedes devolverte a esa categoría en particular e incluir tus argumentos con pleno conocimiento del caso.

6. Ventajas y desventajas

Esta es una sección que ayudará al lector a decidir por esta marca u otra. Escríbela bajo esa premisa. En general, es mejor hacerlo en forma de lista y con oraciones cortas.

Incluso si son cosas que ya se han escrito en la categoría y sin caer en evidentes repeticiones, un subtítulo de este tipo puede contribuir a agrupar lo mejor y lo peor de los productos de una marca en particular y hacerlo fácil de leer, digerible y que sirva para tomar decisiones rápidas.

Para escribir estas ventajas y desventajas, piensa en la relación entre los productos de la marca, el usuario y las demás opciones que hay en el mercado.

Analiza cosas como el precio, el peso, el consumo de energía, el diseño, los materiales, la experiencia de uso, los accesorios o kits añadidos, etc. Y no olvides que estás hablando de todos los productos de la marca en cuestión, no de alguno en específico.

7. Algún detalle interesante premio o chispa

Habrá marcas que la ponen muy fácil porque han sido galardonadas o distinguidas con premios y honores y habrá otras que casi ni son conocidas y no permitirán incluir este tipo de chispas. Dentro de las que han sido premiadas, trata de escoger un aspecto que esté relacionado con el producto.

Para ilustrarlo: si estás hablando de Bosch y fue premiada por el mejor auto eléctrico, no tendrá mucha importancia en un nicho de taladros.

8. Cultura corporativa, detalles históricos o valores empresariales

El precio de algunos productos, su sistema de reciclaje, el tipo de trabajadores que aceptan en sus plantas, sus diseños y muchos otros aspectos pueden relacionarse con la historia de la empresa, con esa parte interesante de cómo llegó a existir.

Otros casos denotan una profunda conexión con sus clientes haciendo cambios drásticos a favor de aspectos específicos valorados por sus usuarios.

Toda esta sección puede aprovecharse destacando cómo los valores y la cultura de la empresa se reflejan en algunos aspectos de sus productos, o simplemente contarse como quién cuenta la historia de sus abuelos (técnica de storytelling).

Recuerda que no debes extenderte demasiado en este apartado y que no debe estar al principio de la categoría.

9. Dónde comprar, reciclar y cómo limpiar cuando aplique

Dependiendo de la marca, las palabras claves pueden darnos un asomo de cómo aprovechar este tema: “¿Cómo reciclar cápsulas Tassimo?, ¿Cómo lavar las mochilas Kanken? ¿Cómo limpiar las cafeteras Dolce Gusto?”

Piensa cómo responder de manera eficiente estas preguntas. A veces será mejor un vídeo, una imagen, una infografía o un paso a paso. Lo importante es que la respuesta se oriente a los productos de la marca en general y no un modelo específico y que no “choque” con alguna entrada o post que se haya escrito al respecto.

10. Garantías, servicio post venta o centros de recambio

Esta es una pregunta común que hace todo comprador al adquirir un producto. Por eso, conociendo ese deseo natural, se lo contamos a los lectores y detallamos brevemente los términos y condiciones que implica dicha garantía.

Igualmente, la existencia de centros de recambio, repuestos y accesorios pueden interesar mucho a algunos, sobre todo en productos que pasan de cierto precio o que tienen una larga vida útil.

Si tu lector compra una licuadora de 50 euros, es probable que no quiera conocer demasiado del tema, pero si es un electrodoméstico más grande como un aire acondicionado, un compresor industrial o una impresora 3D, querrá saberlo y hasta puede que eso defina su compra.

Review estrella

Si ya eres un Rifero con experiencia puede que tengas rato queriendo incluir algún modelo dentro de las categorías. Y esto viene dado porque en el análisis y estudio de algunas marcas, descubrimos modelos que son geniales. Ese modelo que sobresale en todo, ese que es el más vendido en su tipo, ese que la marca acaba de sacar al mercado o, en definitiva, ese producto que destaca, lo llamaremos el producto estrella.

La única limitante en esta elección, es que ese producto estrella debe estar disponible en Amazon.

¿Qué harás con este producto?

Debes describir en pocas palabras (no más de 300) qué es eso que lo hace especial. Por qué lo hemos elegido como el representante de esa marca y por qué lo recomendamos.

Además, debes resumir lo mejor y lo peor de él enlistándolo en algunos pros y contras.

Ojo, sería una total incongruencia que escojas un producto can mala reputación o que no tenga valoraciones de parte de los usuarios.

Si aplicas estos 10 consejos, redactar categorías de marca será sencillo, rápido y efectivo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *